Aprendiendo valores

Para todos los que veis la patrulla canina ya habéis podido observar que una de las cosas más importantes de esta serie es que los pequeños acaban Aprendiendo valores esenciales para su futuro. Los cachorros aportan a nuestros hijos buenos consejos y enseñanzas positivas educándoles en valores de un modo sensible basado en el cariño y el compañerismo.

Aprendiendo valores con Ryder

Entre los valores positivos que la serie enseña a los más pequeños está el liderazgo. Ryder es el protagonista humano de la serie que actúa como el líder de la manada y guía a su equipo de cachorros con un liderazgo positivo, basado en su propia eficiencia. Este personaje es todo un ejemplo y tiene todas y cada una de las características de un buen líder:

enseña ryderCapacidad de comunicarse. Ryder expresa sus ideas de forma clara y sabe oír las dudas de los cachorros. Es capaz, por tanto, de trasmitir ordenes directas con la mayor eficacia, pero también de escuchar a su equipo y entender las dificultades a las que se enfrentan.

Tiene una alta inteligencia emocional. La inteligencia emocional es la capacidad que nos permite comprende las necesidad e inquietudes de los demás y eso es justamente lo que hace Ryder. Escucha a los cachorros y es capaz de entender sus necesidades.

Establece metas y objetivos en todas y cada una de las tramas. Es capaz de analizar las situaciones de peligro en que se encuentran los ciudadanos de Bahía Ventura y trazar el plan más adecuado para ayudarles a superarlas. Siempre y en todo momento se plantea nuevos retos nuevos.

Reúne a su equipo y les enseña el plan de acción pasito a pasito, ¡gráficamente!. Es capaz de gestionar adecuadamente las capacidades de cada cachorro, seleccionando siempre al más adecuado para cada misión.

Conoce las fortalezas y debilidades suyas y de su equipo. Emplea la mejor habilidad de cada cachorro para alcanzar la meta final.

Es guapete XD. Lo han creado de manera que caiga bien a toda la ciudad.

Tambien es creativo. Siempre y en toda circunstancia se le ocurren soluciones en función de los recursos.

Y además es un chico bueno y responsable. Se preocupa de que todo vaya bien y de todo cuanto les pasa a los cachorros.

Conoce en detalle todo lo que pasa en Bahía Aventura y siempre y en todo momento tiene su teléfono a predisposición de los ciudadanos para poder asistirles. Enseña a los pequeños que las cosas tienen soluciones y como poder solventarlos de forma estructurada y organizada. ¿Qué más se le puede pedir a esta serie?, pues poco más ya que aporta unos grandes valores a nuestros peques proporcionándoles un ídolo y ejemplo a seguir con grandes cualidades.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.